Mi Dios y mi todo


El 4 de octubre día de San Francisco de Asís, tuvimos la alegría de acompañar a nuestra querida Hna. Leonor Copado Revaliente, en la celebración de sus bodas de oro de profesión religiosa, en el Bañuelo – Córdoba.

La Eucaristía estuvo presidida por el Padre José Antonio Rojas Moriana, y concelebrada por el Padre Juan José Romero Coleto, participando en la celebración la Hna. Josefina Peñas Toledano, Superiora general de la Congregación, y hermanas de las comunidades de Pozoblanco, Castro del Río, Hornachuelos, Betania y Casa Madre.

Fue una Eucaristía sencilla, pero a la vez significativa, gozosa y llena de gratitud, por tanto Don y Gracia, recibidos por el Señor, Dador de todo Bien.

Después de la Homilía, nuestra Hna. Leonor renovó su Sí, en presencia de todas y todos; unos momentos emotivos en el que todos unidas dimos gracias a Dios por estos 50 años de Fidelidad y entrega a su Llamado. Cantamos en ese momento “Amarte solo a ti, Señor”.

No podemos dejar de reproducir las palabras de la Hna. Leonor ese momento. Mejor que ella, nadie puede decir lo que han sido estos cincuenta años: 

 

Señor, un día sentí tu llamada y en medio de miedos y temores te respondí. Me abandoné a tu divina providencia.

Un día como hoy, hace 50 años puse Señor, mi vida en tus manos y me consagre por entero a ti y al servicio de los hermanos en esta Congregación religiosa, de Hnas. Hospitalarias de Jesús Nazareno, Franciscanas.

Y como dice la canción: “han pasado, los años y aunque las fuerzas se debilitan…”, HOY DE NUEVO TE DIGO AQUÍ ESTOY.

Te doy gracias por la vida que me has dado, por el regalo de la fe, y por todos los dones que he recibido en estos cincuenta años de vida consagrada.

¡Gracias! por el don de tu llamada. Por el regalo de mi familia. Por haberme llamado a formar parte de esta congregación.

¡Gracias por el cariño y amistad que he recibido de tantas personas con las que me he relacionado! ¡Gracias por las experiencias que me has permitido vivir!

Pero, sobre todo, gracias por tu gran amor y misericordia.

Hoy, de nuevo, en presencia de mis Hermanas de Comunidad y Congregación, quiero renovar mi compromiso de amor y entrega a ti.

Deseo hacer tu voluntad y dejarme conducir por tu Espíritu.

Deseo seguir amando a todos los hombres, los de cerca y los de lejos y quiero hacerlo con un amor generoso y desinteresado.

Deseo vivir, sencilla, pobre y disponible para el que me necesite, confiando solo en tu misericordia. DESEO SER PORTADORA DE PAZ Y BIEN.

Quiero anunciarte con mi vida, siendo don para todos, de manera especial para aquellos los más necesitados, como un día lo hiciera nuestro fundador.

En este día tan especial, te pido Señor, que me sigas acompañando en el camino, dando fuerza para hacer realidad estos deseos. Que me muestres tu rostro, que me bendigas cada día.

Me acojo a la intercesión de María modelo de fidelidad, del seráfico Padre San Francisco de Asís y del Beato Padre Cristóbal, y también a las oraciones de mis hermanas.

Quiero terminar con las palabras que un día dijera el Padre Cristóbal: “Mi ánimo, oh Dios, es servirte, mi camino no es conocido. Condúceme donde tu amor me llama”. Amen

Hna. Leonor Copado Revaliente, fhjn

 

Terminada la Eucaristía, tuvimos la comida, en un compartir fraterno.

En estos cincuenta años, Hna. Leonor, por su pasión por el Reino y su entrega generosa, ha sido llevada a desempeñar diferentes servicios:

  • en España (Getafe, Mérida, Madrid (como Superiora General, 12 años) y Bañuelo,
  • en Puerto Rico (Instituto Psicopedagógico),
  • en Santo Domingo (Casa de formación La Isabelita y Cdad, Padre Cristóbal),

Fueron lugares que marcaron su vida consagrada, viviendo experiencias inolvidables, creando nuevos horizontes en su entrega.

Gracias, Hna. Leonor, por ser testimonio de fidelidad, entrega, alegría, hospitalidad y caridad… para todas.

Como parte de la celebración, os compartimos este vídeo que la Comunidad de Guatemala ha hecho como felicitación: 

 

 Y las fotos de la celebración, que por culpa de la pandemia no pudo ser tan multitudinaria como nos habría gustado. 

ozio_gallery_nano


Congregación de Hermanas Hospitalarias de Jesús Nazareno